fbpx class="post-template-default single single-post postid-14063 single-format-standard wp-custom-logo wp-embed-responsive no-sidebar better-responsive-menu">

BARRA LIBRE.

Alfredo Quezada Hernández.


 GLORIA GALVAN ORDUÑA.

La alcaldesa está empeñada en heredarle el trono a su hija.

Sin importarle pasar sobre lo que sea y encima de quien sea, ella le habrá de cumplir el capricho a su hija de cuando menos hacerla candidata abanderada por el Revolucionario Institucional.  

Con la del pasado domingo ya son, cuando menos, dos ocasiones en que, en plena pandemia, y sin las mínimas medidas sanitarias, organiza festejos utilizando a la población xiqueña.

La más reciente fue tomando como pretexto la celebración del Dia de la Madre en la congregación de San Marcos de León.

Ignorando por completo la sana distancia, sin aplicarle a los asistentes gel antibacterial mucho menos la instalación de un filtro sanitario la alcaldesa llevo a cabo la entrega de regalos a las mujeres asistentes.

Cuando menos fueron cien las personas allí reunidas todas sin cubrebocas, sin tomar en cuenta las medidas sanitarias emitidas por las autoridades de Salud, por lo que el riesgo fue mayúsculo al estar presentes también menores de edad.

La fiesta estuvo en grande, por mas de dos horas las asistentes se divirtieron, pero también se expusieron en demasía al no tomar en cuenta las medidas higiénicas.

Como se podrá observar de nueva cuenta Gloria Galván Orduña, desatendiendo las medidas de prevención implementadas por las autoridades federales y locales debido a la pandemia, lleva a cabo otro festejo más exponiendo a la población a un riesgo mayor.

Tal parece que a la alcaldesa le valió madre el que nuestra entidad se ubique en cuarto lugar con el mayor número de casos de Covid-19 con 1,666, detrás de Ciudad de México, Estado de México y Tabasco.

Recordemos que Galván Orduña se ha caracterizado por la tibieza con que trabaja, la mediocridad con que se desenvuelve y la indiferencia con que atiende a la población.

Los cercanos a ella señalan que la doctora, hacia el interior del palacio municipal, solo es una figura decorativa, una marioneta, ya que quien realmente lleva el poder es su yerno, un sujeto que fue ex chofer de un cacique peroteño,el cual hasta la fecha se refugia en las criadillas de dicho político perdedor.

Lo cierto es que el daño que le está haciendo Galván Orduña a este pujante municipio no tiene precedente, no hay avance, los prestadores de servicios turísticos no reciben ningún apoyo de la autoridad municipal, la obra pública está estancada, los servicios públicos básicos son de pésima calidad y l el manejo de los dineros públicos, se dice, no son de fiar.

 Por favor, ya basta de tanto valemadrismo.

EN ACTOPAN.

En este municipio los ánimos están al rojo vivo.

La población no habrá de tolerar más abusos, demandan la salida inmediata del alcalde interino Eduardo Carranza Barradas.

En las congregaciones el malestar es generalizado, repudian a este personaje.

Por lo anterior, no dudaron ni un minuto en ratificar la denuncia en contra del alcalde interino por presunto abuso de autoridad, usurpación de funciones y los quebrantamientos que se conciban al permanecer en el cargo de manera ilegal.

Ante tanta indiferencia del congreso veracruzano, los vecinos están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias ya que todo apunta que la permanencia de Carranza Barradas al frente de la comuna es un mero capricho de la diputada local María Esther López Callejas, resguardada en el manto protector de Juan Javier Gómez Cazarín.

Lo grave del asunto es que la bancada de MORENA respalda esta anomalía, por lo que la población ya se organiza para demandar ante las instancias correspondientes el nombramiento del alcalde que habrá de trabajar en favor de todos ellos.

Por lo mientras el Tribunal Electoral del Estado ya está enterado del asunto.

Ojalá y haya seriedad en dicha instancia electiva.

Los actopeños merecen, y exigen, respeto.

Claro que sí.

LOS MORENOS.

Reza la máxima popular que cuando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde.

Le cuento.

Legisladores federales, todos entenados políticos del dueño de “La Chingada”, demandaron que se dé marcha atrás a la prohibición de la revocación del mandato para el hijo de Atanasio.

Uno de estos entenados del señor López, Jaime Humberto Bernabé Pérez, ha puesto el dedo en la llaga, de frente ha exhibido al hijo del Profe y sin mayor empacho le ha externado que este caparazón es contrario a los principios de su partido.

Le ha recordado que en la entidad veracruzana deben cumplirse los principios impuestos por el señor López, quien infinidad de veces ha dicho que “si el pueblo pone, el pueblo quita”.

El llamado que le hace al hijo de Atanasio es que envíe al Congreso veracruzano una iniciativa y que cumpla con someterse a la revocación de mandato.
Sin lugar a dudas que Bernabé Pérez no dejara de ser una pierda en el zapato para el hijo de Atanasio.

Esto apenas comienza.

A %d blogueros les gusta esto: