fbpx

Centenario del natalicio de San Juan Pablo II, 1920-2005

Ángel Rafael Martínez Alarcón


El siglo XX, la Iglesia Católica Apostólica Romana  se continuó  con la labor de San  Pedro, en guiar la iglesia fundada por nuestro Señor Jesucristo,  por los siguientes pontífices: León XIII, Pío X, Benedicto XV, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II,  cada uno de ellos vivieron  momentos difíciles, por citar las  dos guerras mundiales, las nuevas ideologías por citar. En este siglo que se convocó al Concilio Vaticano II, para poner a la Iglesia en los nuevos tiempos moderno.

            En el año de 1978, el papado tuvo tres Papas: Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II.  Este último fue la gran sorpresa de  segundo conclave de ese año. Nadie hubiera imaginado que, de la lejana Polonia, fueran a elegir al cardenal Karol Wojtyla, quién por espacio de 26 años  y cinco meses encabezó los destinos de la Iglesia Católica; el tercer papado más largo de la historia. El primer Papa de origen polaco, rompe con tradición de la nacionalidad italiana de los papas.

Karol Wojtyla, nace el 18 de mayo de 1920, entre la primera y segunda guerra mundial que marcaron la historia de su natal Polonia, nació en Wadowice. Fueron sus padres: Karol Wojtyla, 1879-1941 y Emilia Kaczorowa, 1884-1929. Se casarón el 10 de febrero de 1906.

El matrimonio procreó a tres hijos: Eduard, Olga, Karol.  Sólo sobrevivieron los varones, en 1929, fallece la madre. La familia Wojtyla  se traslada a la ciudad de Cracovia, ya sólo padre e hijo.

            Entre una de las  actividades antes de ingresar al seminario en 1942;  fue actor. En plena Segunda Guerra Mundial, Polonia ocupada por el ejército alemán. El joven Karol Wojtyla,  es ordenado como sacerdote el primero de noviembre de 1946. Sus superiores lo envian a doctorarse en la ciudad de Roma; en área de la filosofía. Al regresar a su país  lo destinan como docente en la  Universidad Católica de Lublin. Para el año de 1958, el Papa Juan XXIII, lo nombró obispo auxiliar  y más tarde como arzobispo de Cracovia, eso le permite participar activamente en los trabajos del  Concilio Vaticano II.[1] En 1967, SS Pablo VI,  le designa cardenal. Once años más tarde participa en los conclaves, el primero para elegir a Juan Pablo I,  y meses más tarde, el 16 de octubre de 1978, el saldría electo como Sucesor de San Pedro, el número 264 en la historia de la cristiandad católica.

            Durante 27 años que duro su pontificado, es muy complejo hacer una síntesis de la ardua labor pastoral. Una de las primeras denominaciones, que le llamaron, el Papa que procedía de la cortina de hierro. Eran las décadas de la guerra fría, al termino de la Segunda Guerra mundial en 1945.

            Juan Pablo II, pocos meses después de haber el papado, inició  el primer viaje pastoral a México, para la inauguración de los trabajos de los obispos de la conferencia latinoamericana. Siendo el Papa que más viajes realizó por los cinco continentes, siempre llevando el anuncio del Kerigma de Cristo. Sólo le faltó llevar su proclama de la buena voluntad a la Republica de China y Rusia; rompiendo el record de horas vuelos. Para el caso de México, lo visitó por cinco ocasiones. En 1985, impulsó las Jornadas Mundiales de la juventud, en varias naciones; llevó en el corazón, el eco de miles de jóvenes a una sola voz; “ Juan Pablo segundo, te quiere todo el mundo”

            En el Pontificado del Papa Wojtyla , se tiene una basta producción de escritos, como cartas apostólicas, breves, bulas papales de los diversos tópicos. Así como la edición del nuevo catecismo católico.  En cada uno de sus escritos encontramos al gran filosofo.

En las relaciones diplomáticas de la Santa Sede destaca los reconocimientos del estado de Israel y la URSS.  Mijaíl Seerguivich Gorbachov, en sus memorias reconocer la labor del Juan Pablo II,  su valiosa colaboración para la caída y desintegración de la URSS. Experiencia previa que tuvo la democratización de su amada Polonia, con el sindicato de Solidaridad, con Lech Walesa.

            Durante su pontificado un gran número de fieles católicos subieron a los altares, así que  fueron 1,340  los beatificados, y 483  los canonizados. Durante el funeral de SS. Juan Pablo II,    grito de la multitud de Santo pronto”. La demanda popular  se cumplió, Karol Wojtyla, el primero de mayo de 2011, Benedicto XVI,  beatificó. La canonización le correspondió  al Papa Francisco,  el 27 de abril de 2014. Desde fecha es San Juan Pablo II. Crf : https://youtu.be/oF-BkwSo_GM

[1] https://www.radoctores.es/doc/AP2014-madrigal-conferencia%20de%20apertura.pdf

A %d blogueros les gusta esto: